Buscar este blog

sábado, 13 de junio de 2015

El pasado domingo 7 de Junio de 2015 falleció el gran actor Christopher Lee , famoso entre otros papeles por haber dado vida de forma magistral al conde Drácula creado por Bram Stoker. Su impresionante talla, enigmático rostro y angulosas facciones encajaron perfectamente en este personaje al que dotó de vida propia como a todos los demás papeles que interpretó en su dilatada carrera.
Antológicos fueron sus duelos en pantalla con el no menos genial Peter Cushing, ambos en papeles antagonistas. Pero Lee, que era primo del famoso escritor Ian Fleming, creador de James Bond era algo más que un magnífico intérprete de villanos, como Scaramanga en  "El hombre de la pistola de oro" de la saga Bond o Saruman en la trilogía del señor de los anillos, era fundamentalmente una buena persona y un  hombre muy culto que dominaba varios idiomas y tenía inquietudes que iban más allá de la gran pantalla.
Probablemente, pocos actores como él muestran esa diferencia tan grande entre sus papeles en pantalla, casi siempre de magistral e inolvidable villano y su vida real tan alejada de ese carácter de villano. Quizás debido a esto último podemos comprender que estamos ante un actor de los grandes con mayúsculas, de los que van  más allá de las generaciones actuales o pasadas. Vaya desde aquí nuestro homenaje más sincero a este magnífico actor con mayúsculas.
Querido Christopher, ahora que estás más allá de las estrellas estamos seguros de que tendrás todo el tiempo del mundo para experimentar aquellas sensaciones que tenía aquel conde Drácula,víctima de las circunstancias, que tú interpretaste tan bien y que pervivirá por la eternidad.


Ponemos enlace aquí